El Blog de Ane y Mikel

Bienvenidos a Nuestro Txoko

Cuando necesitas desahogarte, contar algo… 13 septiembre, 2010

Filed under: Amistad,Juventud,Otras Rayadas — Ane @ 16:16
Tags: , , ,

Este fin de semana ha sido especial.

Hemos estado en las fiestas de un pueblo y lo hemos pasado muy bien.

Como fueron muchas las horas que estuvimos allí, nos dio tiempo de todo: bailar, conocer gente nueva, comer algo (el bocata que nos llevamos para no gastar tanto), ver conciertos, y tener conversaciones íntimas con amigas, conversaciones que habitualmente no tienes.

Y es que tengo una amiga que tiene un problema en casa del que ya os hablé y es que su madre está muy enferma. La veíamos que lo pasaba mal, pero ella no contaba nada y mis amigas y yo no sabíamos cómo ayudarla, si es que se podía…. Mi madre me decía que la dejáramos hasta que ella tomara la decisión de contárnoslo.

Pues bien, ha sido este finde, en medio de las fiestas cuando ha roto la coraza y me lo ha dicho, que necesitaba desahogarse, que lo estaba pasando muy mal, porque su madre está enferma y parece que no va a mejorar.

Se te queda un cuerpo cuando lo oyes…así que imagina cómo tiene que ser cuando lo dices…. Tardas un rato en darte cuenta de lo que hay en el fondo de esas palabras, de lo que implican.

Menos mal que cuando lo hablé con mi madre, fue como ensayar el momento…, pero nada te prepara realmente para cuando te lo dicen.

¿Y qué haces? ¿Qué dices en una situación así? ¿Cómo sé si lo que hago o digo está bien?. Me he dado cuenta de que hay que dejarse guiar por el corazón. La amistad y la sinceridad con la que le dices “Cuenta conmigo. Si puedo ayudarte dímelo. Hablar, escucharte, acompañarte, lo que quieras, …”.

No sabía qué hacer, pero es bien sencillo: un abrazo (calor) y un deseo sincero de acompañarla en lo que necesite. Y estar un poco al tanto de su estado de ánimo, porque habrá algún día que no quiera pedir ayuda y quizá fuera bueno que la ofreciéramos….

Que ya sabemos que hay personas que no saben pedirla

Anuncios
 

¿Problemas con la comida? 23 julio, 2010

Filed under: Otras Rayadas — Ane @ 14:51
Tags: , , ,

Llevo días observando el comportamiento alimenticio de una chica en el campamento y efectivamente es muy extraño.

No sé si me estoy volviendo paranoica, pero me llamó la atención un día, que en lugar de tragar y devorar la comida como hacemos muchos, o hacer ascos y quejarse como hacen otros, ella no llama la atención, y juguetea con la comida de su plato, la desplaza de un lado a otro y al final, desaparece por arte de magia. Y digo por arte de magia, porque no la ves que se lo lleve a la boca ni una sola vez. Luego desaparece largo rato en el baño y cuando reaparece se va ella sola por ahí, a correr un rato…y cada día tiene peor cara.

Me da miedo meterme donde nadie me llama, pero esta chica me preocupa. Intento acercarme a ella, pero parece la cuesta relacionarse, o que no la apetece compañía no sé. Y tampoco sé si hablar con ella primero o directamente con los monitores, no vaya a ser esto una historieta que me he montado yo sola.

Algo sé sobre la anorexia y la bulimia. Que son trastornos alimentarios que pueden llevarte a la muerte y que tratados a tiempo sales de ello.

También sé que por Internet hay muchas páginas que a veces he ojeado con mis amigas y te dan unos consejos ideales de la muerte para eso, para morirte.

Y también sé que se sufren mucho quienes lo padecen y quienes les quieren y que necesitan ayuda, porque cuando estás en ese agujero no eres muy consciente de lo que te pasa.

Espero que todo sean imaginaciones mías.

 

Amor al perro y amor de perro.

Filed under: Amistad — lucce @ 11:06
Tags: , , ,

Esta mañana mi padre me ha dado para leer una noticia. Como ayer escribí un post un poco heavy sobre los abandonadores de perros, hoy me toca escribir lo contrario.

Resulta que un hombre paseaba con su sobrino de 11 años y los perros de ambos, por las orillas del río Duero. Uno de los perros debió de caer al río y el señor, sin pensárselo, saltó al rescate de su labrador. El lugar debía de ser de fuertes corrientes y el señor se debió de asustar, porque los labradores son buenos nadadores que incluso se utilizan como rescatadores  en las playas y tal.

Parece que no midió bien los riesgos y lejos de poder salvarle a su amigo y guardián, comenzó a perder las fuerzas. Su sobrino de 11 años, que estaba allí con ellos, al ver los apuros de su tío, también se tiró al agua con idea de salvarle…, pero la corriente debía de ser demasiado fuerte y no pudo hacer gran cosa, más que poner su propia vida también en peligro.

Su tío acabó ahogándose, pero el chaval se salvó, gracias al perro, que le enganchó y le arrastro hasta la orilla.

Es una historia que te enseña la parte humana que tenemos las personas. De cómo, a veces, ponemos en riesgo nuestras propias vidas para salvar las de los seres que amamos.

El tío fue a por el perro, el sobrino a por el tío…y el perro a por el sobrino. Seguro que el labrador estará triste y culpándose por no haber podido salvar también a su dueño.