El Blog de Ane y Mikel

Bienvenidos a Nuestro Txoko

Hay personas que no saben pedir ayuda. 8 septiembre, 2010

Bueno, ya hemos recomenzado las clases. Aún estoy en shock. Por una lado, como ya os expliqué, no me apetece nada volver a estudiar, tanta obligación, tantos horarios, de nuevo las prisas…

Por otro lado, tengo ganas de ver cómo va este curso, con sus nuevas materias, nuevos retos…. Y la gente.

Sí, tenía ganas de ver a la gente. Siempre hay sorpresas y este año no ha sido menos.

Algunas personas habían suspendido varias asignaturas. Alguno, muchísimas. La sorpresa ha sido que el que había suspendido muchas, las ha recuperado, (menos dos), con lo cual pasa de curso y algunos de los que lo tenían algo más fácil (sólo tres suspendidas), repiten.

Yo es que no lo entiendo, ¡tiene que ser más fácil aprobar tres que cinco! O sólo una, que con dos pasaban de curso.  ¡Con sólo una que hubieran aprobado estaríamos juntos un año más!. Pienso que quizá se han relajado y han pensado que sólo tres eran fáciles de sacar, mientras que el que había suspendido cinco le ha visto las orejas al lobo y se ha puesto las pilas. Me da pena por algunas personas que son muy majas. De otras, me alegra perderlas de vista, porque sólo se dedicaban a  molestar.

Por cierto, teníamos un compañero bastante conflictivo. No era mal chaval, pero no sabíamos porqué se portaba de esa manera, molestando, llamando la atención que no había por dónde cogerlo.

Este año no ha aparecido. Cuando hemos preguntado por él, nos han dicho que su madre estaba muy enferma y que falleció y él se ha ido fuera a vivir con un pariente a otra ciudad.

¡Qué fuerte!, nadie sabía que tuviera problemas, a nadie le había contado lo de su madre…

Me da pena porque no hemos podido acompañarle en ese momento duro. ¡Cómo se habrá sentido!.

Pero ahora entiendo lo de su comportamiento, su manera de pedir atención sin querer contar lo que le pasaba. Tiene que haber sido un gran sufrimiento, pasar por ello sin decírselo a nadie, sin poder apoyarte en un hombro amigo…sin poder rebelarte y jurar en arameo. Que tu única manera de sublevarte sea  incordiar a los demás.

No creo que todas las personas que nos dan la lata en el instituto tengan problemas serios, pero sí es cierto que hay personas que necesitan ayuda y no  saben pedirla. Hay un servicio telefónico  al que puedes llamar si te da vergüenza hablarlo con tus conocidos, es específico para jóvenes, el servicio ZEUK ESAN 11611.

¡Animo y no te lo calles!.

Anuncios
 

¡Que miedo! Este año, 1º de Bachiler

Filed under: Estudios — lucce @ 13:51
Tags:

Este curso empiezo el primer año de bachiller.

Algo de canguelo tengo; para que mentir. Sobre todo porque me da la sensación de que será un año más duro que los anteriores y además empieza a contar la nota para hacer media con la selectividad y así poder elegir una carrera u otra. Sería una p…si por tener un mal año, no pudiera estar bien situado en la pole para la carrera que yo quiero elegir.

Y es que me van más las ciencias y sobre todo la arquitectura y creo que pedirán muy buena media para poder entrar en alguna de esas facultades.

Lo he hablado con mi aita y el me ha tranquilizado, diciéndome que eso de que será más difícil es falso. Dice que sería más difícil si el curso de este año lo hubiera tenido que hacer el año pasado. Tiene su lógica.

Dice que cada curso te prepara para afrontar con garantías el curso siguiente y que si las asignaturas son más difíciles, mi capacidad para superarlas también es mayor ahora que el año pasado. De manera, dice él, que con el mismo esfuerzo que he venido haciendo hasta ahora, podré sacar el año bien. Me fío.

 

Navegar con máxima seguridad. 7 septiembre, 2010

Filed under: Tecnología — Ane @ 17:39
Tags: , ,

Están mis padres dándome la chapa con los riesgos que puede tener un mal uso de Internet, que si dejas tus datos te pueden raptar o yo que sé….Se creen que estamos en la inopia y que no nos damos cuenta de las cosas que suceden a nuestro alrededor. Bueno, siempre hay alguna persona despistada que se deja el Twenti abierto y viene su madre y lee el muro de todos los amigos… y no miro a nadie…pero esos son casos muy puntuales.

Aún así, tranquila como estoy porque en muchos sitios nos informan y nos avisan de los posibles peligros, hoy he encontrado un listado para navegar con seguridad por la red que me ha gustado mucho (por eso os le he enlazado) porque no te dice que todo es malo y que no te metas donde no sabes, sino que enseña a que distingamos lo que está bien y mal, a reconocer lo peligroso, lo que parece normal y  no lo es y cómo salirte cuando algo te mosquea.

Pero una cosa quisiera dejar claro: muchas veces nuestros padres y madres se preocupan porque no están informados, porque para algunos ésto es tan nuevo que no tienen ni idea y hacen caso de los alarmistas que van diciendo que ellos saben mucho y que internet es el demonio. Estoy segura de que si nos sentáramos con ellos y les enseñáramos lo que realmente hacemos, se quedarían más tranquilos y nos molestarían mucho menos con sus temores.

Hay un montón de direcciones que te aportan información:  Protégeles , MasticableSeguros en la WEB y muchas más.

Ahora, que lo de que nos dejen más tiempo en el ordenata, ¡¡¡ no sé cómo vamos a conseguirlo!!!

Foto:  Seguros en la WEB

 

¿Ser padre a los 17? 3 septiembre, 2010

Tengo un amigo que cuando se separaron sus padres, lo pasó bastante mal. Ya sé que no es posible saber porqué ocurren estas cosas o entenderlas, que los adultos tienen razones que los adolescentes no entendemos, algunas más ocultas que otras, (de ahí que no podamos entender).

El caso es que éramos jóvenes y él no comprendía la situación. Intentó por todos los medios conseguir que sus padres estuvieran orgullosos de él y como con esta estrategia no conseguía que volvieran a estar juntos, buscaba otras alternativas, con el sufrimiento que ello implicaba y lo insoportable que nos parecía a nosotros.

Hace poco pude hablar con él tranquilamente, hasta las cinco de la mañana y ahora entiendo algunas peculiaridades del comportamiento de mi amigo.

Te crees que los padres y madres se separan porque se acaba el amor. Algo así de simple, pero hora que tengo datos-que no compartiré por respeto a la intimidad de mi amigo-, veo que esto es mucho más complicado de entender de lo que yo creía.

Porque hablamos de sufrimiento por parte de todos. En el caso de mi amigo, sus padres eran unos críos de la edad que él tiene justo ahora.

La paternidad-maternidad tiene como característica que te hace madurar, la responsabilidad es muy grande y ya no puedes hacer la misma vida de los que tienen 17 años como tú.

El problema es que algunos de estos padres-madres adolescentes no están preparados para crecer, para asumir tanta responsabilidad y serían capaces., por ejemplo, de irse a Eurodisney sin sus hijos y llamarles por teléfono para contarles lo bien que lo están pasando.

Quede claro que no hablo de culpables. Creo que son situaciones que nos superan como para poder analizarlas en dos palabras y además juzgar si se hizo bien o mal.

El caso es que la vida es así y la vamos surfeando como podemos.

Ahora mi amigo tiene un tema al que le da vueltas: va a tener una hermana y cuando nazca, él tendrá la misma edad que sus padres cuando él nació. Ya digo, no juzgamos, pero mi amigo parece que va a tener de nuevo que asimilar un montón de cosas…

Por cierto, tiene clarísimo que él siempre irá preparado, de hecho lleva dos preservativos en la cartera. Dice que lo tiene muy claro y no quiere que la historia se repita.

Yo le digo que vigile no se le caduquen…

 

Ser Popular… ¿A Costa de Qué?

Todos y todas tenemos nuestras capacidades y nuestras habilidades para todo, ¿no? También para relacionarnos. Unas somos más tímidas y otras más abiertas. Osea, a unas nos cuesta más hacer amigas y amigos y a otras menos. Poco a poco, nos vamos adaptando y, al final, acabamos encontrando los trucos para sentirnos aceptadas, para sentirnos dentro de un grupo.

El caso es que algunos de esos trucos, en un principio, te proporcionan el objetivo que buscas, osea, el ser popular, el que la gente te admita, que hable de ti, etc… Pero, a veces, a la larga, estos trucos se pueden volver en tu contra.

Eso es lo que le ha pasado a una chavala que conozco del barrio. La conozco desde pequeña y, efectivamente, de siempre ha sido muy tímida, muy cortadita y le costaba hacer amigos. Pero eso fue así hasta que llegó a la adolescencia.

Fue entrar al insti, empezar a desarrollarse, a mejorar su aspecto y empezar a sentirse mejor consigo misma. Es verdad que la tía es muy guapa y eso le hizo popular: las chicas querían estar con ella porque, al ser tan deslumbrante, los chicos se acercaban al grupo donde se encontrara esta chica.

Me da la impresión que ella se empezó a sentir a gusto con esta situación y se le empezó a ir un poco de las manos. Así, empezó a enrollarse con un montón de tíos. Además, si le gustaba uno iba donde él, sin importarle que, por ejemplo, estuviese saliendo con una amiga o una conocida y también se liaba con él. Quería más y no se preocupó de cuidar lo que ya había conseguido.

Poco a poco ésto ha hecho que la gente le haya ido cogiendo manía y que, también es cierto, le hayan empezado a poner apelativos poco agradables, no sé si me pilláis… Y, al final, después de haber tocado el cielo siendo la chica guapa y popular del insti, ahora vuelve a estar sola, sin amigos y amigas y limitándose a salir los fines de semana con sus padres.

Vuelvo a lo mismo: está bien que sepamos sacarnos partido, que busquemos esos trucos o habilidades para relacionarnos, pero hay que pensar en las consecuencias que pueden tener esos atajos. Creo que esta chavala no los pensó y así le ha ido. Supongo que ahora lo que toca es que alguien le ayude a buscar otro camino para que vuelva a tener unas relaciones normales con la gente de su edad, ¿no?

 

Esto de la amistad tiene su dificultad. 2 septiembre, 2010

Filed under: Amistad,Otras Rayadas — Ane @ 13:19
Tags: , , ,

En mi cuadrilla estamos pasando por un momento delicado.

El otro día quedamos para ir al cine y una, no vino. Cuando pregunté que por qué no venía, me dijeron que no la habían llamado, que era largo de contar, que era un culebrón y que ya me lo contarían otro día.

El caso es que me quedé mal. No sé qué hacer.

Sí que es cierto que esta chica es un poco peculiar, pero se supone que siempre nos han dicho que a esas personas peculiares son a las que más hay que ayudar.

Por otro lado, esa peculiaridad no es para tanto, cada uno tenemos nuestras cadaunadas.

No sé qué ha ocurrido, si ha sido cuestión de un malentendido o que no encajan. Pero, sea cual sea el caso, ¿no sería mejor hablarlo?. Porque ¿para qué tener a una persona pensando que tiene amigas y las amigas intentando escaquearse de ella?.

Me parece duro, porque a mí no me gustaría que, de pronto, la cuadrilla me dejara fuera y además no me dijeran porqué, cuál es mi pecado o mi falta y simplemente se desaparecieran…

No me parece justo. Además, yo suelo quedar con esta chica, porque en verano hemos estado solas bastantes días.

Y esto que significa, ¿Que no puedo quedar con ella? ¿Que no puedo invitarla a venir cuando quedemos la cuadrilla? ¿Que yo también me voy a quedar fuera?. Y ahora, cuando quede con la otra, qué la digo, ¿que no la llamaron, me lo callo, a la cuadrilla la digo que yo sí quedo con ella porque es maja y que hay que darla una oportunidad?. Esto de la amistad que es tan bonito tiene también su dificultad.

Tenemos un cuento en casa, y no sé porqué me he acordado de él. Es un cuento para pequeños y mayores y tiene mucha miga. No sé si prestárselo a mi cuadri, así como que no quiere la cosa…

 

Mis propósitos para este nuevo año…. 1 septiembre, 2010

Hoy es 1 de septiembre. Tantos días hablando del final de… que considero que este es un buen momento para reflexionar sobre el “inicio de…”.
Para mí, que soy estudiante, este es el “comienzo del año….” Y como si del 1 de enero se tratara, tengo nuevos propósitos y deseos.

Todos los años hago lo mismo. Al principio se me olvidaba lo que me había propuesto, así que luego lo apuntaba, pero tampoco era muy práctico, porque se me olvidaba mirar lo apuntado.
Ahora ya no me hace falta, me acuerdo de mis propósitos porque básicamente son siempre los mismos:
– Llevar los deberes al día, para no estudiar al final en vísperas de los exámenes.
– Llevar los trabajos al día, para no pasarme agobiada lo fines de semana y noches haciéndolos.
– Acostarme pronto para dormir bien y estar descansada, despierta y con buen cutis y poder madrugar y no llegar tarde y con la lengua fuera al instituto.
– No bajar la guardia y continuar todo el año con la “operación bikini”, que luego se acumula y no hay quién recupere.
–  Hacer limpieza de cajones y retirar todo lo de cuando era pequeña, libros incluidos.
–  Hacer deporte los fines de semana.
–  Enamorarme de una vez, y que no sea de un actor de cine, que sea de verdad.

Me doy cuenta que toda la lista está relacionada con los hábitos y rutinas,  con la fuerza de voluntad y la obligación antes que la devoción.

En fin. Me propongo proponerme de nuevo lo de empezar el curso con buen pie y sin arrastrar y espero este año sí, conseguirlo, porque habrá cosas que no sean muy importantes, pero decidir hacer algo y luego no cumplirlo me deja un sabor a derrota que no me gusta.
No sé si me entendéis ¡¡¡o si me explico!!!.

Os dejo este vídeo, que habla del otro año nuevo, pero los propósitos son los mismos.