El Blog de Ane y Mikel

Bienvenidos a Nuestro Txoko

Dicen que hay que leer prensa para estar al día. 10 septiembre, 2010

Mi madre tiene esa costumbre de muchas madres que es la de decirnos lo que debiéramos hacer, porque sería muy conveniente para nosotras.

Por ejemplo. Nos repite a mi hermano y a mí que leamos periódicos, que hay que estar siempre informados, que tenemos que tener opinión, criterio propio para no creernos todo lo que nos cuenten y saber leer entre líneas qué es lo que nos quieren vender.

También dice que cada periódico tiene una ideología y eso se nota en cómo te cuentan la noticia, los de izquierdas, los de derechas, los del centro…y que sólo si leemos la misma noticia desde distintos puntos de vista, tendremos la posibilidad de hacernos una idea del hecho real. O algo así.

Así que agarro el periódico, lo abro, me pongo a leer…

Bueno, quiero decir, enciendo Internet, abro el igoogle y miro en “noticias” las RSS que tenemos activadas en casa y “¡voilé!”, en el blog de Emilio Calatayud -que tiene mi madre activado porque dice que es buenísimo- una noticia que me llama la atención. Voy a la fuente y me encuentro este suceso que no sé cómo calificar. “Agraden a una chica de 17 años a la salida de una discoteca clavándola varias veces el arpón de una banderilla”.

La verdad es que no necesito leer la misma noticia desde ningún otro punto de vista para formarme un criterio y pensar en que es una tremenda salvajada. Y además ¿Quién va a una discoteca con el arpón de una banderilla de torear?.  ¿Lo llevarían sin querer en el bolso, por descuido, o para hacer de contrapeso y que no las llevara el viento?.  ¿O es que no tenían dinero para comprar un spray antivioladores y llevaban la banderilla como arma disuasoria-defensiva?

En fín, no sé cómo se puede ser tan animal: a los toros no, pero a las personas sí.

Ahora, cuando vaya a la disco, me fijaré bien en el tamaño de los bolsos y el aspecto de ir cargadísimos que lleven.

Por cierto, que se me han quitado las ganas de seguir culturizándome con lo que pasa por el mundo.

Además, lo leerá mi madre y comenzará de nuevo con la retahíla: “Cuidado a dónde vas, mira lo que pasa por el mundo, que hay gente muy ida….”

Anuncios
 

Un Cachete a Tiempo 6 agosto, 2010

Filed under: Familia,Violencia — lucce @ 14:04
Tags: , , ,

No sé si los míos fueron a tiempo o a destiempo, el caso es que sí, que los he recibido, que mi madre y mi padre alguna vez me han dado un cachete y puedo concluir una cosa: no estoy traumatizado (creo)

Porque reconozco que alguna vez, de pequeño, me he pasado y la he liado parda y he sacado a mis aitas de sus casillas y éstos a veces no han podido más y, tras intentarlo de diferentes maneras, han acabado por darme un azote en el culo y aquí paz y después gloria.

A ver, ojo, que está claro que hay formas mejores para tratar de sujetar a los hijos, pero yo a veces me pongo a recordar las que liaba y si ahora pienso que a mí me sale una hija o un hijo así… uf… es que no sé…

Lo dicho, tiene que ser el último recurso, la violencia sólo engendra violencia, no es un buen modelo, el diálogo y la comunicación han de primar en las relaciones entre padres e hijos, se debe educar en la responsabilidad y se tiene que adquirir normas y demás desde pequeño… Vale, completamente de acuerdo, pero tampoco vamos a demonizar a una madre o a un padre porque veamos como le da un txalo a su hijo o hija en el culo una vez, ¿no?

Otra cosa es que sepamos de unos padres que sistemáticamente emplean la violencia para contener a sus hijos. En casos de esa gravedad no estaría de más acudir a sitios donde puedan hacer algo o llamar al 116.111, el teléfono de orientación al menor, pero no creo que el txalo que decíamos antes sea un motivo tremendo como para marcar ese número, ¿no?

 

Más muertes, más violencia. 27 julio, 2010

Filed under: Otras Rayadas,Violencia — Ane @ 14:14
Tags: ,

Vaya fin de semana que llevamos.

Primero la tragedia de la Love Parade.

Luego el fin de semana de agresiones a mujeres en la CAV y ahora otra mujer asesinada por su excompañero, el cual tenía orden de alejamiento.

Yo quisiera sinceramente que nuestra generación aprendiera que la violencia genera violencia, que las diferencias se hablan, se discuten, se negocian y si no hay más posibilidades, se separan las personas, pero no matas a nadie para darla una lección, porque la muerte es el final y no una manera de aprender y porque no hay vuelta y entonces no puedes arreglar nada.

Me mosquea mucho, porque veo a mí alrededor conductas que son como las de los adultos, pero en pequeñito, como menos meditado, más irracionales, más salidas de lo que hemos “mamado”.

Me temo que por muchos deseos que tengamos de mejora, mis ojitos notarán la diferencia, pero no verán el final de estos actos bárbaros que, espero, sean los últimos coletazos de un monstruo ancestral que está desapareciendo, y lo sabe, y por eso se debate.

Descanse en paz.