El Blog de Ane y Mikel

Bienvenidos a Nuestro Txoko

¿Ser padre a los 17? 3 septiembre, 2010

Tengo un amigo que cuando se separaron sus padres, lo pasó bastante mal. Ya sé que no es posible saber porqué ocurren estas cosas o entenderlas, que los adultos tienen razones que los adolescentes no entendemos, algunas más ocultas que otras, (de ahí que no podamos entender).

El caso es que éramos jóvenes y él no comprendía la situación. Intentó por todos los medios conseguir que sus padres estuvieran orgullosos de él y como con esta estrategia no conseguía que volvieran a estar juntos, buscaba otras alternativas, con el sufrimiento que ello implicaba y lo insoportable que nos parecía a nosotros.

Hace poco pude hablar con él tranquilamente, hasta las cinco de la mañana y ahora entiendo algunas peculiaridades del comportamiento de mi amigo.

Te crees que los padres y madres se separan porque se acaba el amor. Algo así de simple, pero hora que tengo datos-que no compartiré por respeto a la intimidad de mi amigo-, veo que esto es mucho más complicado de entender de lo que yo creía.

Porque hablamos de sufrimiento por parte de todos. En el caso de mi amigo, sus padres eran unos críos de la edad que él tiene justo ahora.

La paternidad-maternidad tiene como característica que te hace madurar, la responsabilidad es muy grande y ya no puedes hacer la misma vida de los que tienen 17 años como tú.

El problema es que algunos de estos padres-madres adolescentes no están preparados para crecer, para asumir tanta responsabilidad y serían capaces., por ejemplo, de irse a Eurodisney sin sus hijos y llamarles por teléfono para contarles lo bien que lo están pasando.

Quede claro que no hablo de culpables. Creo que son situaciones que nos superan como para poder analizarlas en dos palabras y además juzgar si se hizo bien o mal.

El caso es que la vida es así y la vamos surfeando como podemos.

Ahora mi amigo tiene un tema al que le da vueltas: va a tener una hermana y cuando nazca, él tendrá la misma edad que sus padres cuando él nació. Ya digo, no juzgamos, pero mi amigo parece que va a tener de nuevo que asimilar un montón de cosas…

Por cierto, tiene clarísimo que él siempre irá preparado, de hecho lleva dos preservativos en la cartera. Dice que lo tiene muy claro y no quiere que la historia se repita.

Yo le digo que vigile no se le caduquen…

Anuncios
 

¿Y de qué se Quejan? 1 septiembre, 2010

Filed under: Drogas,Familia — lucce @ 13:21
Tags: , , , ,

botellonEl otro días los padres escribían sobre el botellón. Que si está mal, que si no, que si tal y que si Pascual. ¿Y qué quieren? Tomarte una cerveza o una copa en un bar sale carísimo y con la paga que nos dan pues no llegaría a nada.

Además, ¿qué es realmente lo que les molesta?, ¿que bebamos?, ¿que nos emborrachemos?, o que armemos ruido, dejemos todo sucio, gritemos, etc…

Porque ojo, también podían mirarse ellos a sí mismos; hace poco vi a la típica cuadrilla de puretas que salía de un txoko del pueblo y vamos… iban finos. Y ya de noche, se pusieron a cantar bilbainadas como si fueran tenores en la calle, osea, un escándalo.

Y cuando van de potes por la calle, qué… que éso lo hemos mamado desde pequeños. El ocio que teníamos con nuestros padres era ir a la calle de los bares y, mientras nosotros, los peques, nos juntábamos con otros y otras de nuestra edad, ellos se ponían a beber vino o zuritos o cañas con el resto de su cuadrilla tan tranquilos…

O te vas a una boda con tus viejos y qué. Se echan sus copazos, se ambientan y todo el rollo. Y éso también lo hemos visto nosotros, desde pequeños.

Osea, que ahora se sorprenden porque echemos litros y se quejan y demás… Pues eso, lo de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio…

 

Camino de la Independencia 31 agosto, 2010

Filed under: Familia,Juventud,Otras Rayadas — lucce @ 14:36
Tags: , ,

EmancipacionBueno, pues se acaba el verano. Es un poco puñeta pero he de reconocer, ahora que no me oye nadie, que tengo algo de ganas de empezar al insti y reencontrarme con mis compañeras y compañeros. Descubrir qué es lo que han hecho durante estos meses, qué farras se han corrido, si han ligado, etc…

Además creo que voy a poder tirarme un poco el moco con ellas y ellos enseñándoles las muchas cosas que he aprendido este verano. Sí, porque el verano, aunque parezca que no, también es un periodo en el que se pueden aprender muchas cosas.

Por ejemplo, he aprendido a cocinar algunos platos: arroz y pasta, sobre todo. Y es que este ha sido el primer año en que mis viejos me han dejado quedarme solo en casa unos cuantos días y claro, hay que sobrevivir y alimentarse y, para ello, ante la ausencia de los “cocineros titulares”, no me ha quedado más remedio que ponerme a los fogones (eso sí, acompañado del móvil para que mis padres me fueran asesorando en directo)

También he aprendido algunas nociones básicas de conducción. Un día fui con mi madre en el coche y me dejó cogerlo un rato, para ir familiarizándome con él y así, cuando el verano del año que viene me apunta a la autoescuela para sacarme el carné, todo me suene un poco más.

Además, ha habido tareas cotidianas que, lo queramos o no, son necesarias para ir alcanzando nuestra propia independencia: prepararme mi mochila de la playa, ahorrar pasta para salir de fiesta o para pillar el bonobus, lavar a mano mi camiseta manchada de kalimotxo, hacer mi cama…

Mi ama dice que poco a poco vamos caminando hacia nuestra propia independencia y que cada vez queda menos para que un día abandonemos la casa y nos vayamos a vivir solos o en pareja o con amigos y que todo lo que vamos aprendiendo ahora nos servirá llegado el momento.

La verdad es que a mí me mola verlo así y no entiendo a algunos de mi cuadrilla que se enorgullecen de que sus padres les hagan todo. Ellos se tiran el moco diciendo que es una bola, que viven como quieren, que sus padres casi, casi están a su servicio… Y éstos unos, pero luego están así también los típicos padres que no les dejan hacer a sus hijos nada de nada porque creen que no van a saber hacerlo o porque creen que lo van a hacer mal… En ambos casos lo único que consiguen es que sigan dependiendo mogollón de sus padres, que no tengan habilidades propias.

En fin, que se acaba el verano. Un verano provechoso y divertido que espero que tenga continuidad ahora que volvemos a la rutina del instituto y demás. Me va a costar hacerme yo la cama cuando tenga que madrugar para ir a clase o prepararme yo la mochila para gimnasia y demás, pero sé que, a la larga, ésto es beneficioso para mí, sé que este tipo de actividades me hacen más independiente.

 

Amigos de lo ajeno y seguridad en Fiestas. 25 agosto, 2010

Filed under: Familia,Otras Rayadas — Ane @ 16:10
Tags: , ,

Estamos de Fiestas en mi ciudad. Me lo estoy pasando de maravilla. Es el primer año que mis padres me dejan salir sola hasta tarde (menos tarde de lo que yo quisiera, mucho más de lo que ellos querrían).
El caso es que para salir, he tenido que tragarme el rollo de que cuidado, los peligros son infinitos y vienen por donde menos te lo esperas…Y las consabidas clases de seguridad:
Si te mosqueas aléjate.
Si viene alguien con mala pinta, escabúllete.
Si un grupo, así como que no quiere la cosa te está separando de tu grupo, grita, avisa a los tuyos.
Si alguien te ataca, no grites socorro, grita ¡¡¡FUEGO!!! muchas veces y muy alto….
Y también lo de no lleves cosas de valor, ni bolsos fáciles de abrir. Que no se sepa donde llevas la pasta, no te quedes rezagada y sola…En fin, todo el rollo de siempre.

La verdad es que a varias de mis amigas las han robado el móvil. Bueno, igual lo han perdido, tampoco están tan seguras, salvo a una que sí, a esa la pararon y la pidieron el móvil y todo lo de valor. Por cierto, que la costó mucho volver a ir tranquila por la calle.
Pero cual no sería mi sorpresa, cuando cojo hoy el periódico (es una nueva etapa de hacerme adulta, tengo que estar informada de lo que pasa por el mundo y de paso ver si salimos en alguna de las fotos que publica el periódico durante las fiestas…) y veo un artículo sobre los robos…¡Qué pasada, cómo es posible que te lo quiten todo y ni te enteres…! (Os he incluído el link para que la leáis).

Desde luego hay gente que se profesionaliza en unas cosas…, aprovechándose del descuido de los demás, de incautos como yo que no piensan que los cacos no cogen vacaciones y que sí van de fiestas, ¡¡¡pero a trabajar!!!.

 

La Van a Volver Loca 24 agosto, 2010

Filed under: Familia,Otras Rayadas — Ane @ 16:37
Tags: , , ,

Tengo una amiga a la que sus padres la están volviendo loca. Desde que éstos se han separado, parece que se empeñan en demostrarle lo bueno o buena que es cada uno de ellos y, por el contrario, se esfuerzan en enseñar a su hija lo malo o mala que es el otro. Y por éso digo que la están volviendo loca.

Y es que tiene que escuchar cosas como es que con tu madre no haces nada o es que tu padre no te cuida igual que yo, es que con ella haces lo que quieres, es que con él a saber qué es lo que comes y así…

Y no se dan cuenta de que mi amiga les quiere a los dos por igual; que aunque el amor entre ellos se haya acabado, que aunque se hayan divorciado como pareja, nunca se podrán divorciar como madre o padre y que actuando de esa manera no le están haciendo ningún favor a mi amiga.

Poco a poco lo único que están consiguiendo es que mi amiga se enfade con cada uno de ellos. Mi ama, cuando se lo cuento, lo que me dice es que no se deberían desautorizar entre ellos, ni deberían faltarse al respeto delante de mi amiga y cosas así… Y afortunadamente, como con mi amiga tengo mucha confianza, lo hablo y ella está de acuerdo y está comprometida a tratar de hablarlo con sus padres…

Ay, a ver si escuchándola a ella, a la persona que más quieren, se dan cuenta y tratan de cambiar un poco, porque si no, como digo, la van a volver loca.

 

Dice la veterinaria que lo mejor para mi perro es ponerle la inyección. 23 agosto, 2010

Es una borde, definitivamente. Os explico.

Mi perro, un montaña del Pirineo, tien ya 15 años. Tantos como yo.

El caso es que está muy viejito, apenas puede caminar. No ve mucho y oye poco y casi no puede bajar al parque a hacer sus cosas.

Yo lo entiendo, está enfermo y no se va a curar.  Si es cierto que cada año de ellos por siete nos da la idea de la edad que tendrían si fueran personas, Urki tendría ¡¡¡105 años!!!.

Pero con todo, que esa mujer que apenas le conoce, que me diga que lo más caritativo sería darle una inyección para que acabe antes…¡¡¡Es horroroso!!!. ¡¡¡Qué sabrá ella!!!.

Acabo de hablar con mi amiga Bego y me ha dicho lo que le sucedió a ella, que se levantó de la cama y se encontró a su perro muerto….. No me gustaría que me ocurriera eso, tiene que ser un trauma. Además me dice que mi perro en la naturaleza habría vivido menos y mucho peor esta vejez, que ya ha cuplido y que si le quiero, que piense qué es lo mejor para él.

La verdad es que me da mucha pena perderle, pero lo está pasando mal. Cuando le acaricias, se encoje de dolor, pero viene a pedirte más y te mira con una carita…Pero ya ni levanta la cabeza. Creo que no es digno tenerle así. Al final va a tener razón la veterinaria.

Hemos pasado toda nuestra vida juntos, no me imagino no tenerle, pero sí es cierto que sufre y no se lo merece.

Me parece una decisión durísima de tomar. Yo no puedo, pero dicen mis padres que tranquila, que ellos se encargarán de todo.

 

¿Para qué sirven los hermanos? 20 agosto, 2010

Filed under: Amistad,Familia — Ane @ 15:53
Tags: , ,

Hay veces que me desespero con mi hermano.
No sé cómo lo hacían nuestros padres con cinco que eran. Imagino que las broncas serían interminables….
Por un lado, sería mejor ser hija sola: “toooro míííooo”.
Por otro lado, sólo de pensarlo me siento súper culpable, porque en el fondo creo que le quiero. Son 15 años aguantándole, (toda mi vida) y aunque coleccionamos momentos muy malos, (horribles, los peores), si lo pienso con tranquilidad, creo que también los hay muy muy buenos.
Esto debe ser lo del amor fraterno, que te tiene pillada en medio y ni contigo ni sin ti.
Mis padres suelen decirnos que nos conviene llevarnos bien, porque sólo nos tenemos a nosotros, que cuando ellos falten, nos apoyaremos el uno en el otro.
La verdad es que como mi hermano sea mi único apoyo….Pero sí es cierto que a los hermanos les permitimos ciertas cosas que a otras personas no se las consentiríamos. Vamos, que romperíamos amistad con ellas para siempre.
Me gustan mucho esas reuniones familiares en las que, veo a mis padres y mis tíos y tías tan compenetrados, haciendo unas bromas especiales, con un rollito genial y me gusta y pienso que como nosotros somos sólo dos, pues nunca será lo mismo. Y por cierto, me he dado cuenta que cuando vienen mal dadas, la familia junta filas y apoya a quien haga falta…
Hay una jerarquía en el hogar: los padres de jefes, pero los hermanos tenemos un estatus de igualdad, una edad similar y parece que todo ésto y la convivencia,  hacen el amor y al final no te queda más remedio que querer a ese ser, que parece que vino a este mundo para algo más que para molestar.