El Blog de Ane y Mikel

Bienvenidos a Nuestro Txoko

Ser Popular… ¿A Costa de Qué? 3 septiembre, 2010

Todos y todas tenemos nuestras capacidades y nuestras habilidades para todo, ¿no? También para relacionarnos. Unas somos más tímidas y otras más abiertas. Osea, a unas nos cuesta más hacer amigas y amigos y a otras menos. Poco a poco, nos vamos adaptando y, al final, acabamos encontrando los trucos para sentirnos aceptadas, para sentirnos dentro de un grupo.

El caso es que algunos de esos trucos, en un principio, te proporcionan el objetivo que buscas, osea, el ser popular, el que la gente te admita, que hable de ti, etc… Pero, a veces, a la larga, estos trucos se pueden volver en tu contra.

Eso es lo que le ha pasado a una chavala que conozco del barrio. La conozco desde pequeña y, efectivamente, de siempre ha sido muy tímida, muy cortadita y le costaba hacer amigos. Pero eso fue así hasta que llegó a la adolescencia.

Fue entrar al insti, empezar a desarrollarse, a mejorar su aspecto y empezar a sentirse mejor consigo misma. Es verdad que la tía es muy guapa y eso le hizo popular: las chicas querían estar con ella porque, al ser tan deslumbrante, los chicos se acercaban al grupo donde se encontrara esta chica.

Me da la impresión que ella se empezó a sentir a gusto con esta situación y se le empezó a ir un poco de las manos. Así, empezó a enrollarse con un montón de tíos. Además, si le gustaba uno iba donde él, sin importarle que, por ejemplo, estuviese saliendo con una amiga o una conocida y también se liaba con él. Quería más y no se preocupó de cuidar lo que ya había conseguido.

Poco a poco ésto ha hecho que la gente le haya ido cogiendo manía y que, también es cierto, le hayan empezado a poner apelativos poco agradables, no sé si me pilláis… Y, al final, después de haber tocado el cielo siendo la chica guapa y popular del insti, ahora vuelve a estar sola, sin amigos y amigas y limitándose a salir los fines de semana con sus padres.

Vuelvo a lo mismo: está bien que sepamos sacarnos partido, que busquemos esos trucos o habilidades para relacionarnos, pero hay que pensar en las consecuencias que pueden tener esos atajos. Creo que esta chavala no los pensó y así le ha ido. Supongo que ahora lo que toca es que alguien le ayude a buscar otro camino para que vuelva a tener unas relaciones normales con la gente de su edad, ¿no?

Anuncios
 

Esto de la amistad tiene su dificultad. 2 septiembre, 2010

Filed under: Amistad,Otras Rayadas — Ane @ 13:19
Tags: , , ,

En mi cuadrilla estamos pasando por un momento delicado.

El otro día quedamos para ir al cine y una, no vino. Cuando pregunté que por qué no venía, me dijeron que no la habían llamado, que era largo de contar, que era un culebrón y que ya me lo contarían otro día.

El caso es que me quedé mal. No sé qué hacer.

Sí que es cierto que esta chica es un poco peculiar, pero se supone que siempre nos han dicho que a esas personas peculiares son a las que más hay que ayudar.

Por otro lado, esa peculiaridad no es para tanto, cada uno tenemos nuestras cadaunadas.

No sé qué ha ocurrido, si ha sido cuestión de un malentendido o que no encajan. Pero, sea cual sea el caso, ¿no sería mejor hablarlo?. Porque ¿para qué tener a una persona pensando que tiene amigas y las amigas intentando escaquearse de ella?.

Me parece duro, porque a mí no me gustaría que, de pronto, la cuadrilla me dejara fuera y además no me dijeran porqué, cuál es mi pecado o mi falta y simplemente se desaparecieran…

No me parece justo. Además, yo suelo quedar con esta chica, porque en verano hemos estado solas bastantes días.

Y esto que significa, ¿Que no puedo quedar con ella? ¿Que no puedo invitarla a venir cuando quedemos la cuadrilla? ¿Que yo también me voy a quedar fuera?. Y ahora, cuando quede con la otra, qué la digo, ¿que no la llamaron, me lo callo, a la cuadrilla la digo que yo sí quedo con ella porque es maja y que hay que darla una oportunidad?. Esto de la amistad que es tan bonito tiene también su dificultad.

Tenemos un cuento en casa, y no sé porqué me he acordado de él. Es un cuento para pequeños y mayores y tiene mucha miga. No sé si prestárselo a mi cuadri, así como que no quiere la cosa…

 

Mis propósitos para este nuevo año…. 1 septiembre, 2010

Hoy es 1 de septiembre. Tantos días hablando del final de… que considero que este es un buen momento para reflexionar sobre el “inicio de…”.
Para mí, que soy estudiante, este es el “comienzo del año….” Y como si del 1 de enero se tratara, tengo nuevos propósitos y deseos.

Todos los años hago lo mismo. Al principio se me olvidaba lo que me había propuesto, así que luego lo apuntaba, pero tampoco era muy práctico, porque se me olvidaba mirar lo apuntado.
Ahora ya no me hace falta, me acuerdo de mis propósitos porque básicamente son siempre los mismos:
– Llevar los deberes al día, para no estudiar al final en vísperas de los exámenes.
– Llevar los trabajos al día, para no pasarme agobiada lo fines de semana y noches haciéndolos.
– Acostarme pronto para dormir bien y estar descansada, despierta y con buen cutis y poder madrugar y no llegar tarde y con la lengua fuera al instituto.
– No bajar la guardia y continuar todo el año con la “operación bikini”, que luego se acumula y no hay quién recupere.
–  Hacer limpieza de cajones y retirar todo lo de cuando era pequeña, libros incluidos.
–  Hacer deporte los fines de semana.
–  Enamorarme de una vez, y que no sea de un actor de cine, que sea de verdad.

Me doy cuenta que toda la lista está relacionada con los hábitos y rutinas,  con la fuerza de voluntad y la obligación antes que la devoción.

En fin. Me propongo proponerme de nuevo lo de empezar el curso con buen pie y sin arrastrar y espero este año sí, conseguirlo, porque habrá cosas que no sean muy importantes, pero decidir hacer algo y luego no cumplirlo me deja un sabor a derrota que no me gusta.
No sé si me entendéis ¡¡¡o si me explico!!!.

Os dejo este vídeo, que habla del otro año nuevo, pero los propósitos son los mismos.

 

¡¡¡Que sí, que ya nos hemos enterado de que comienza el curso!!! 31 agosto, 2010

Filed under: Estudios,Otras Rayadas — Ane @ 16:42
Tags: , ,

Decía el otro día que tenía una extraña sensación y conseguí darme cuenta de lo que era: la depre porque se acaban los calores, los tirantes y las sandalias.

Pero ahora estoy indignada. En radio prensa y televisión, en la panadería y entre los mayores, sólo se oye hablar estos días del gran notición: atención, atención que llega el estrés posvacacional.

Parece que ha acabado la crisis del mundo y lo único que importa es que hay gente que se estresa cuando tiene que volver al curro.

A mí me parece normal que se estresen, pero creo que lo hacen los unos a los otros, de tanto darle vueltas al tema. Pues claro que sí. Se acaban las vacaciones y hay que volver a la vida normal y muchas personas no quieren. Yo pienso que no saben (o no pueden) disfrutar de su curro y de lo que hacen y por eso lo llevan tan mal. Dice mi ama que ella suerte tiene por currar y que no piensa quejarse (demasiado).

Me doy cuenta que entre los adolescentes seguimos un patrón parecido y hablamos del comienzo del curso todo el rato y en términos de horror, sufrimiento, desolación y catástrofe. Y ya me cansa y me niego a pensar que el estado normal del ser humano sea el sufrimiento o anclarse en la queja. Me recuerdan a esos niños que se pasan el día diciendo a todo “¡Qué asco!”, “¡qué rollo!”.

Han sido tres maravillosos meses en los que ha dado tiempo a muchas situaciones nuevas: primeros amores, primeros desamores, aprender nociones básicas de cocina de supervivencia, conocer gente nueva, horas al aire libre, horas de tele y ordenata….y la consola….Como si fuera el paraíso y ahora volver a meterme en el aula, con los profes y mis compañeros y compañeras…da mucha pereza, la verdad.

Pero por otro lado, tengo ganas de ver a mis colegas, que a la mayoría no los veo desde junio…Y estar todos juntos de nuevo y contarnos todo lo que hemos hecho…

Además, este año empiezo bachiller y aunque no me encante estudiar, hay asignaturas nuevas que tengo ganas de conocer desde hace años.

Y que esto no se acaba, que aún quedan unas cuantas fiestas a las que ir y al final también llegará el momento en que me apetezca ponerme la ropa de invierno y disfrutar en el frío…

Me indignaba al principio porque todo ese malestar que me rodea me influye y me ataca y no quiero que me devore, porque yo quiero avanzar hasta la siguiente casilla….¡¡¡aunque no sé si va a haber suficientes despertadores en casa para los primeros días!!!

Imagen vía: Faro

 

Érase un Chico a una Pantalla Pegado 27 agosto, 2010

Filed under: Tecnología — Ane @ 13:56
Tags: , , ,

¿Cómo les llaman?, ¿Geeks?, ¿Nerds?, ¿Frikis? No estoy segura, pero el caso es que hay mogollón de nombres que definen a los típicos chavales o chavalas que se pasan todo el día delante del ordenador o con su móvil o cualquier aparato tecnológico.

Y más ahora, con la cantidad de redes sociales que hay: que si Tuenti, que si Facebook, que si Twitter… Casi casi no hace falta ya ni salir de casa para estar en contacto y al loro de lo que hacen tus amigos y amigas.

Y ojo, que no quiero criticar estos comportamientos, ¿eh? Que a mí también me gusta mucho todo esto de las nuevas tecnologías. Está guay y opino que además me hace disfrutar mucho más de mi mundo offline.

Me explico: quiero decir que precisamente después de una buena sesión en el Facebook, pues agradezco el quedar con mis amigas en la calle, cara a cara, tomando algo y no haciéndolo a través del chat de esa red social. Quiero decir que sí, que puedo leer un cómic en el iPad o en el ordenador y después coger uno en papel, con sus páginas y su pasta y parece que lo disfruto mucho más.

En definitiva, lo que quiero decir es que hay vida más allá del ordenador o del teléfono móvil (aunque en ellos también las haya) y que, al final, todo en exceso (o casi todo) es malo.

Es más, yo creo que ya habrá alguna adicción a las nuevas tecnologías como trastorno, seguro. Y eso ya no mola. Por eso, si conocéis a alguien que vive pegado a una pantalla, animarle a que haga más cosas, a que salga, a que disfrute de lo online y de lo offline… Y si veis que esa persona no puede salir de la pantalla, igual es que ha llegado el momento de ponerse en contacto con algún experto.

Yo no sabría dónde están éstos, pero seguro que en el Teléfono de Atención a la Infancia y la Adolescencia (116.111) orientan sobre ello.

 

Cómo nos fuimos y cómo hemos vuelto. 26 agosto, 2010

Filed under: Amistad,Juventud,Otras Rayadas — Ane @ 17:06
Tags: , ,

Ayer comenté lo bien que me lo estaba pasando en fiestas y es cierto, pero hay un poco de todo.

Algunas personas  vuelven como cambiadas, diferentes del verano y se establecen nuevas alianzas, nuevas relaciones entre toda la cuadrilla. Parece que hemos de pasar por un reajuste en el organigrama de nuestro grupo y vamos buscando posiciones, no queremos retroceder puestos, queremos avanzar…

Pero algunas personas levantan el vuelo y se van… Es curioso. Por un lado sientes que te dejan, y por otro lado, si con esa persona te llevabas bien, sientes un poco como que, a los que  prefiere… ¿serán mejores?.

A veces es evidente el motivo del cambio: se llevaba mal con todo el mundo, se ha cansado de hacer siempre lo mismo, se ha enamorado en la otra cuadrilla, ha conocido a alguien que cree es su mejor amigo/a….

Pero la sensación es de pérdida.

Otra cosa que está pasando a la vuelta de verano, es que algunos elementos necesitan demostrar que sus vacaciones han sido las mejores y que han madurado muchísimo y que ahora tienen “experiencia de la vida”. Parece que siempre alguien tiene que estar por encima de otras personas y me fastidia ese fanfarroneo, ese ser más “machito” que nadie. ¡¡¡Qué aburrimiento!!! Si vieran lo falsa que suena su seguridad…

Lo he hablado con un amiga y me dice que todos los años es igual y que cuando volvamos a la rutina del instituto y demás todo vuelve a su sitio.

Bueno, todo no, porque después de haberles visto la otra cara a algunas personas, ya nada volverá a ser igual. Creo que todos hemos aprendido “de la vida”.

 

Amigos de lo ajeno y seguridad en Fiestas. 25 agosto, 2010

Filed under: Familia,Otras Rayadas — Ane @ 16:10
Tags: , ,

Estamos de Fiestas en mi ciudad. Me lo estoy pasando de maravilla. Es el primer año que mis padres me dejan salir sola hasta tarde (menos tarde de lo que yo quisiera, mucho más de lo que ellos querrían).
El caso es que para salir, he tenido que tragarme el rollo de que cuidado, los peligros son infinitos y vienen por donde menos te lo esperas…Y las consabidas clases de seguridad:
Si te mosqueas aléjate.
Si viene alguien con mala pinta, escabúllete.
Si un grupo, así como que no quiere la cosa te está separando de tu grupo, grita, avisa a los tuyos.
Si alguien te ataca, no grites socorro, grita ¡¡¡FUEGO!!! muchas veces y muy alto….
Y también lo de no lleves cosas de valor, ni bolsos fáciles de abrir. Que no se sepa donde llevas la pasta, no te quedes rezagada y sola…En fin, todo el rollo de siempre.

La verdad es que a varias de mis amigas las han robado el móvil. Bueno, igual lo han perdido, tampoco están tan seguras, salvo a una que sí, a esa la pararon y la pidieron el móvil y todo lo de valor. Por cierto, que la costó mucho volver a ir tranquila por la calle.
Pero cual no sería mi sorpresa, cuando cojo hoy el periódico (es una nueva etapa de hacerme adulta, tengo que estar informada de lo que pasa por el mundo y de paso ver si salimos en alguna de las fotos que publica el periódico durante las fiestas…) y veo un artículo sobre los robos…¡Qué pasada, cómo es posible que te lo quiten todo y ni te enteres…! (Os he incluído el link para que la leáis).

Desde luego hay gente que se profesionaliza en unas cosas…, aprovechándose del descuido de los demás, de incautos como yo que no piensan que los cacos no cogen vacaciones y que sí van de fiestas, ¡¡¡pero a trabajar!!!.